Paisajes en verso: San Andrés y Sauces

Publicado el

Paisajes en verso:
San Andrés y Sauces

Belén Lorenzo Francisco

Todos tenemos un impulso narrativo que nos lleva a contar lo que vivimos y a describir los lugares de los que formamos parte. Unas veces se plasma en páginas escritas, y otras, en palabras que se quedan resonando en el interior de quien las oye. Permítanme que tome unos versos prestados para transmitirles la riqueza de un municipio del nordeste de La Palma: San Andrés y Sauces.

En 2007, Carmen Dolores Marante Rodríguez publicaba su poemario Ecos donde recogía algunos versos alusivos a su pueblo natal. De esta manera, en “San Andrés y Sauces”, resume la esencia del municipio:

Adeyahamen, tu nombre,
lo eligió el pueblo guanche,
pues por cuna has tenido
cauces muy abundantes.

Orgullo son tus nacientes,
los de Marcos y Cordero;
sinfonías mañaneras
el arrorró de tus sueños.

Con el excedente del líquido
que escapa por las acequias,
frondosos crecen los ñames
que cubren de verde el pueblo.

Lagrimeo de la aurora
que lo recogen las hojas
para lavarse la cara
con gotitas de rocío.

Bello adorno te corona
con el bosque de Los Tilos.
Son los helechos la sombra
por si un rayo traicionero
osa castrar tu piel
o quemarte con su fuego.

Acantilados muy recios
este aposento protegen;
quiere la mar franquearlos
pero rebota en el puerto.

Lo invita la platanera
a abandonar su bravura
para bailar con sus hojas
una danza más serena.

Son los guijarros de Espíndola
y la piedra en San Andrés,
los testigos de la armonía
que pueden brindar tus brazos.

Cuando pienso en mi terruño,
en sus caminos y veredas,
acude a mi olfato un aroma,
mezcla de sal y barranco.

Y así es San Andrés y Sauces, una tierra definida por el agua y la hondura de sus precipicios. Sus paisajes naturales le proporcionan una singularidad de la que son muestra los nacientes de Marcos y Cordero y la finca de El Canal y Los Tilos. Esta última se convirtió en 1983 en la primera Reserva de la Biosfera de Canarias.

Tenerife 100% Vida

De esta manera, la UNESCO pretendía salvaguardar el ecosistema de la laurisilva macaronésica que representan sus 511 hectáreas. Con posterioridad, en los años noventa, se amplió el espacio protegido llegando a alcanzar las 13.240 hectáreas, comprendiendo en ellas a los municipios de Barlovento, San Andrés y Sauces, Puntallana y Santa Cruz de La Palma. En 2002, la UNESCO amplió esta calificación a toda la isla, celebrándose recientemente, en San Andrés y Sauces, la conmemoración del XIV Aniversario de la declaración de La Palma como Reserva Mundial de La Biosfera.

Por otra parte, entre los manantiales más importantes de Canarias se encuentran los nacientes de Marcos y Cordero. Se trata de una infraestructura de canalización de agua compuesta por trece túneles excavados en la roca, y constituye una de las más impactantes rutas de senderismo de la isla.

Además de estas muestras de belleza natural, San Andrés y Sauces cuenta con un majestuoso ejemplo arquitectónico: el Puente de Los Tilos. Gaudelia Expósito Lorenzo, con gran sentido del humor, recogió su construcción en el libro Versos en el tiempo (Ediciones Alternativas, 2007). Veamos un fragmento del poema “El puente de Los Sauces”:

Me estoy refiriendo al puente
que es de gran envergadura,
creo que pocos nos ganen
lo que se refiere altura.

Dicen que dejan aceras
para andar los peatones,
y para ir a la plaza
podemos llevar tacones.

Tanto taxi como guagua
sé que la van a extrañar,
porque vamos dando pierna
y los euros para guardar.

- Casco urbano de San Andrés y Sauces

– Casco urbano de San Andrés y Sauces. Fotografía: David Castro Pérez

Ciertamente, la construcción del Puente de Los Tilos en las márgenes del Barranco del Agua significó un antes y un después para el municipio y toda la comarca. Se trata de un arco de 353 metros de longitud y más de 255 metros de luz, medidas que lo convierten en uno de los más grandes del mundo. Antes de ser inaugurado en 2004, tuvo que superar una prueba de carga consistente en soportar el peso de 30 camiones de 26 toneladas cada uno. La imagen de este puente es hoy una de las estampas más típicas de San Andrés y Sauces, y todo un símbolo de acercamiento para aquel que desee conocer el municipio.

Escritora, historiadora del arte y musicóloga, ejerce profesionalmente como archivera. Mantiene los blogs literarios: “Todas las palabras cuentan” y “Relatos para leer de pie”