Las Palmas de Gran Canaria, la ciudad de Galdós

Publicado el

Las Palmas de Gran Canaria, la ciudad de Galdós

Turismo de Las Palmas

Las Palmas de Gran Canaria vio nacer a Benito Pérez Galdós en 1843. En sus calles creció y desarrolló un talento que le convirtió, años después, en un referente literario. Este nuevo itinerario propone un recorrido por los espacios galdosianos, en pleno casco histórico de Las Palmas de Gran Canaria, su ciudad. Una nueva manera de recorrer la capital grancanaria que amplía su oferta cultural.

Cartel, Galdos Vegueta y Teatro Perez Galdós. Fotos: Turismo de Las Palmas

Cartel, Galdos Vegueta y Teatro Perez Galdós. Fotos: Turismo de Las Palmas

La propuesta posibilita, tanto a locales como a turistas, descubrir el vínculo entre el escritor y la ciudad que le vio nacer. “Las Palmas de Gran Canaria se merece ser conocida como la ciudad de Galdós, igual que Lisboa es la ciudad de Pessoa, Praga es la ciudad de Kafka y Dublín, la de Joyce”. El recorrido transita por los barrios de Triana y Vegueta. La Casa-Museo Pérez Galdós -la casa natal y familiar del escritor-, en la calle Cano, invita al paseante a conocer otros enclaves emblemáticos de la ciudad vieja. Como la Iglesia de San Francisco, donde fue bautizado Benito Pérez Galdós: un templo que fue incendiado por el corsario Van der Does durante su asalto a la urbe en 1599, y que también ha sido cuartel militar y conservatorio de música. La siguiente parada es el Gabinete Literario, fundado en el Siglo XIX. Galdós asistió allí a su Academia de Dibujo, y frecuentó sus conciertos y sesiones artísticas. Hoy, en su Salón Rojo, luce un retrato del Galdós Bachiller, y el último que se conoce de su figura, firmado por Juan Carlo.

Calle Triana. Foto: Turismo Las Palmas

La guía transita luego por la Catedral: el escritor vio construir su torre sur, para, en 1866, evocarla con la creación de su Prototipo, singular personaje romántico-literario, según se explica en el folleto turístico, que el visitante puede encontrar en los diferentes puntos de información de la ciudad. El itinerario atraviesa la Plaza de Santa Ana para detenerse en las Casas Consistoriales, que hoy cuentan con un busto de Galdós junto a su emblemático Salón Dorado. En este edificio se aprobó por aclamación una propuesta para nominar al literato como Premio Nobel de Literatura. Otra parada es la de El Museo Canario, donde se encuentra el mobiliario del dormitorio en el que falleció el escritor canario. En su libro de firmas el propio Galdós llegó a escribir, en 1894,“¡Qué hermoso es El Museo Canario!”. El paseo por

Tenerife 100% Vida

la Ciudad de Galdós se acerca también al Palacio de Justicia de Canarias y al histórico Convento de San Agustín, donde Galdós terminó su Bachillerato en 1862 y llevó a cabo una intensa labor periodística; al Teatro Pérez Galdós (curiosamente, el joven escritor llegó a criticar su construcción tan cerca del mar. Luego, se cambiaría el nombre de Tirso de Molina al actual); o la Calle Mayor de Triana, lugar favorito del literato para sus correrías infantiles. La guía también muestra otros enclaves como la Ermita de San Telmo, el parque y el antiguo Muelle de Las Palmas, desde donde Galdós partió en su travesía hacia la Península (aquí estuvo hasta los años 60 el monumento que le dedicó Vitorio Macho). También a la Calle Pérez Galdós, así bautizada en 1883, en honor a este ilustre “hijo de Las Palmas, y gloria de la literatura patria”. Finalmente, el itinerario incluye el Rectorado de la Universidad de Las Palmas y en el Instituto Pérez Galdós. Además de en los puntos de información turística, este completo recorrido está expuesto en la web oficial de Turismo de Las Palmas de Gran Canaria, además de en los centros de información turística de la ciudad. Un recurso que permitirá a los turistas completar su viaje a Las Palmas de Gran Canaria: una ciudad llena de patrimonio y cultura con una de las mejores playas urbanas del mundo, Las Canteras.

Turismo de Las Palmas

Me gusta mostrar al Mundo desde esta revista lo que a mi me enamora y poderles contagiar a cada uno de ustedes que me leen en este momento el amor a mi tierra.