La Palma, a la vanguardia del progreso

Publicado el

La Palma, a la vanguardia del progreso

Fátima Hernández Pérez

La isla de La Palma es la más Noroccidental del Archipiélago Canario; un vergel en medio del Océano Atlántico. Desde la conquista castellana en el siglo XV ha sido un punto de referencia sociocultural, urbanístico, económico y turístico. Su capital, Santa Cruz de La Palma, es un ejemplo de ciudad próspera y acogedora. Retrocediendo en la Historia vemos que el Puerto de Santa Cruz de La Palma llegó a ser, durante los siglos XVI y XVII, el tercer puerto más importante del planeta, tras los de Sevilla y Amberes.

Destaca el conjunto monumental de la Plaza de España, del Ayuntamiento, de estilo Plateresco, y la Iglesia Matriz de El Salvador, donde observamos una delicada muestra de Artesonado Mudéjar. Alrededor de estos edificios se vertebra el tejido comercial capitalino.

Sus calles anexas, empedradas y rodeadas de casonas y palacetes de estilo Renacentista y Colonial, son una muestra viva de la arquitectura de nuestros antepasados, los balcones de la Avenida Marítima, Plaza de la Alameda, Santuario de la Virgen de las Nieves, junto a otros monumentos forman un conjunto histórico singular de gran valor.

Nuestro pasado es sobresaliente y nuestro futuro esperanzador, pero debemos seguir esforzándonos en conservar los valores de ese pasado no tan lejano. Cosmopolitas, abiertos y vanguardistas esas, entre otras, son las virtudes que siempre nos han caracterizado y que nos ayudarán en la travesía de este siglo XXI que estamos estrenando.

Objetivo fundamental para el desarrollo de la sociedad palmera es la reubicación de todos nuestros jóvenes que regresan a la isla con un título universitario bajo el brazo. Canalizar todo ese torrente de ilusión y juventud es nuestra responsabilidad, debemos lograr que todo este potencial humano tan optimista, puedan volcar sus conocimientos e ideas renovadas en la isla que les ha visto nacer y desarrollarse.

Otro factor importantísimo es la preservación de nuestro medio natural; proteger el cielo, los paisajes volcánicos, la fauna y la flora endémica, en una palabra, que la singularidad de nuestra isla sea un resguardo para el futuro generacional.

La Palma, la Isla Bonita nos brinda un colorido sin igual; una espátula con todas las gamas de tonalidades verdes, es la isla verde por excelencia. Prueba de ello son las especies endémicas; pino canario, jaral, violeta azul, brezo… es este conjunto el que de igual manera le da ese aroma tan singular a todo el territorio insular. Sus volcanes; San Antonio, Teneguía… dan el calor a la isla y esa tonalidad negra tan peculiar en los ríos de lava, todo ello rodeado por un paisaje totalmente frondoso en flora y fauna, todos ellos protegidos por leyes únicas de la naturaleza.

En esta misma zona de la isla: en Fuencaliente y sus inmediaciones se encuentran las cepas de origen cretense, de donde proceden los famosos vinos de Malvasía, tan apreciados en nuestro Archipiélago y fuera de él. En su época, dichos caldos, fueron muy afamados en el resto de Europa, hoy en día están protegidos como vinos con denominación de origen propios del lugar.

- No puedo dejar de mencionar a Tazacorte; le petite Paris un Municipio próspero tanto a nivel comercial como en su sobresaliente puerto, donde poder degustar un buen pescado deliciosamente fresco, difícil de rechazar, junto al mar, y donde el oleaje es el único que llega a romper el silencio en este lugar tan singular -

Mucho hay que ver y mostrar de mi querida isla bonita, plasmarlo aquí todo y cada uno de ellos es una tarea ardua, para verlo sólo hay que dar una vuelta por la isla y observar lo dicho.

Tenerife 100% Vida

La Palma cuna de los “auritas”, tiene un encanto que pocos se resisten a ella, La Caldera de Taburiente, con sus Leyendas y su realidad palpable, es hoy un lugar que se mantiene indemne desde la época de Tanausú, un recorrido por la misma es ineludible. Por todo ello La Palma tiene mucho que aportar, tanto a nivel turístico, social, cultural y desde luego económico; ya que aún queda mucho por explotar y descubrir en la isla. Pero aún así, quedan muchos objetivos que adquirir y fomentar.

Disfrutamos del Observatorio Astrofísico del Roque de los Muchachos, uno de los mejores del mundo, que se encuentra ubicado al borde del Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, dicho observatorio fue inaugurado por la Familia Real Española en 1987 asistiendo al acto seis jefes de Estado Europeos, Autoridades Canarias, Europeas y Astrofísicos de todo el mundo, además de cinco premios Nobel.

Como pueden observar nuestro pasado ha sido grandioso y espectacular tanto en acontecimientos socioculturales como arquitectónicos, pero no por ello debemos dormirnos en los “laureles”. Por tanto el progreso debe y tiene que ser óptimo en la sociedad actual del siglo XXI, depende de nosotros el éxito del mismo. Nos incumbe a todos que La Palma ocupe el lugar que por su propia identidad e idiosincrasia recupere el prestigio internacional que ya adquirió desde el siglo XV. No podemos vivir estancados en el esplendoroso pasado, y por todo eso tenemos que preocuparnos e inquietarnos del presente y futuro inmediato de nuestra querida isla Bonita para que continúe brillando a la vanguardia del futuro en medio de estas bien llamadas islas Afortunadas.

Me gusta mostrar al Mundo desde esta revista lo que a mi me enamora y poderles contagiar a cada uno de ustedes que me leen en este momento el amor a mi tierra.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar