“Me gusta mostrar al Mundo desde esta revista lo que a mi me enamora y poderles contagiar a cada uno de ustedes que me leen en este momento el amor a mi tierra.”

Fátima Hernández Pérez – Editora y Directora


Quienes me conocen bien, saben perfectamente lo orgullosa que estoy de ser canaria y de poder mostrar al Mundo las excelencias de nuestra amada tierra Canaria; sus paisajes, tradiciones, la bondad y espontaneidad de los canarios. Amo a mi tierra y mi deseo siempre es mostrarla para que todos se enamoren de ella un poco más cada día.

Un amigo me preguntó un día; “Por qué insistes tanto en divulgar la revista” mi contestación fue rápida y clara: es el amor de mi vida y me siento muy feliz mostrando nuestra idiosincrasia Canaria… Simplemente dicha persona se río, me miró y me entendió.

Canarias, no es solamente sol y playa… aquí podrán encontrar y sentir muchas buenas experiencias y sensaciones bañado por el fantástico y algunas veces bravo Océano Atlántico, algo de lo que me siento muy orgullosa ya que al fuerte oleaje del Océano que baña nuestras costas, hacen que nuestros fondos marinos con su cadena ecológica se renueve día a día.

- Fotografía: Etta Rizz

– Fotografía: Etta Rizz

Cada una de las islas ofrece singularidades diferentes, la naturaleza las dotó a todas ellas de paisajes infinitamente bellos y junto a la mano del hombre hemos logrado que el nombre que aparece desde antaño en reseñas de prestigio: Islas Afortunadas, aún hoy en el siglo XXI hagan honor a esa leyenda inmensamente maravillosa y a otras como las bien llamadas “El jardín de Las Hespérides, donde la leyenda dice que de nuestros árboles pendían manzanas de oro”.

Hoy no crecen dichas manzanas, pero bien es verdad que aún sin ellas poseemos lugares para mostrar que pueden equipararse a dicho jardín. Me gusta mostrar al Mundo desde esta revista lo que a mi me enamora y poderles contagiar a cada uno de ustedes que me leen en este momento el amor a mi tierra.

No me gusta escuchar ese dichoso “lema” en el que se venden “paquetes de Canarias; sol y playa” a mi eso no me vale… Quiero para nuestras islas otros lemas reales y que hagan que el lector pueda observar que poseemos otras maravillas culturales que mostrar, podemos presumir de grandes escritores, pintores, arquitectos,científicos, creadores de moda… Son tantos los que hemos tenido y tenemos que no me atrevo a escribir en este momento, pero que poco a poco y sí lo desean se los mostraré a cada uno de ustedes… desde el exilio de Unamuno a los más vanguardistas de esta época.

Desde esta página prometo que podrán conocer poco a poco nuestro alto nivel cultural, nuestros paisajes desde los fondos marinos hasta la cima de el Teide y como no todo el legado de nuestros ancestros: los Guanches, hasta hoy… es mucho lo que puedo mostrar y para ello tengo que agradecer a cada uno de los Colaboradores de esta revista que escriben artículos y reportajes de diferente índole para que cada minuto que ustedes dediquen a la lectura de cualquiera de ellos sea todo un placer para sus sentidos ya que todos ellos hacen un gran esfuerzo para que así sea, gracias amigos y amables Colaboradores. Léanlos, y aprenderán al igual que yo a amar infinitamente a las Islas Canarias.

Invito también a todos aquellos a los que les interesen destacar en ésta: su revista, sí digo bien “vuestra revista” ya que el motor para el óptimo funcionamiento de la misma lo ponen ustedes, canarios y no canarios pero que admiran a nuestro maravilloso Archipiélago Canario a escribir desde cualquier parte del Mundo, un mundo sin fronteras, razas, creencias, incluso en diferentes idiomas y que gracias a los grandes avances de la tecnología hacen que esta revista la puedan leer desde diferentes lugares del planeta; ustedes que aún sin ser canarios disfrutan de nuestra cultura, paisajes y leyendo cualquier artículo editado ya, desee también expresar las excelencias y vivencias de alguno de sus países de origen, aquí siempre tendrán su espacio y serán bienvenidos.

Pretendo y deseo dejar unas páginas para cada uno de ustedes, quedan pues invitados a expresarse en esta: vuestra revista, ya no existen las barreras logísticas de antaño que hacían que nuestros ancestros escribieran a sus familias, amigos o conocidos y que desde diferentes Continentes suponían para todos y cada uno de ellos esperar meses para que una simple carta llegara a su destino, gracias a los grandes avances tecnológicos con un simple “enviar” en segundos tenga en mi poder sus maravillosas experiencia vividas en otros lugares del Planeta… Escriban sin miedo,temores, todos tienen algo que aportar: sus artículo o reportajes (tratados siempre con respeto y educación)les prometo que serán editados con mucho gusto y agradecimiento por mi parte.

Quiero dejar muy claro que aunque mi amor por las maravillas de Canarias es infinito, también se que el que ahora mismo lee estos renglones míos desde cualquier lugar, también al igual que yo amará sus orígenes sean cuales sean…Sería egoísta por mi parte que usted no destaque aquello que tanto le guste, admire y desee escribir en este momento para enviarlo y aportar sus vivencias y apreciaciones más relevantes para el enriquecimiento cultural de todos nosotros.

Con sus aportaciones nos enriquecemos todos y compartiremos vivencias que harán que nuestras vidas sean más placenteras culturalmente ya que compartir es algo que sólo puede salir de los sentimientos más profundos de cada ser.

Desde las Islas Afortunadas dejo una ventana abierta a todos aquellos que deseen expresarse correctamente y reitero, con respeto. Concretamente desde Tenerife, isla bella y singular, intentaré fomentar y difundir lo máximo posible junto a los Colaboradores habituales de la revista desde hace años, esperamos y deseamos que así sea.

Fátima Hernández Pérez
Editora y Directora

Agradecimientos

A mis padres, por enseñarme lo que sé.
A mi hermana, Mari Carmen.
A mi nieto Alexandre, por darle alegría a mi vida.
A cada miembro de mi familia, por su apoyo incondicional.
A Carlos Berqui, por enseñarme cómo hacer la revista desde el número 0.
A mis estimados tres hombres “Grandes Sabios”, por estar siempre.
A mis amigos de siempre, gracias.
A cada uno de los Colaboradores de esta revista, sin ellos no podrían leerla.