Awakening

Publicado el

Awakening
Poesía

Grzegorz Gwoździański

Awakening

Awakening

This world is too big for me thought small ant whose falling down from medium size bush which grow in the city centre square.
In the same moment the whole world for young mother – her small son smiling as wide as he can during lifting up from bottom of square pavement high up to the sky.
‘I will do it’ said to himslef parchute jumper who was in the same time 4000 meters above this city heart and admired well known urban place his small homeland.
‘What was it’ screamed tiny but very important for our ecosystem microbe overturned by a blast of falling ant.

One second but how many uncontable, real and amazing living moments.
They look like separately eye’s blinks but in fact all of them consist one very magnificent universe breath.
Those of us who want to fell it – this breath – are chasing it.
Sometimes with success, sometimes without.

It’s very simple as same as the simpliest mathematic language: 1 – means true, for those who are chasing the starting and ending points of rainbow it will be „I catch you”. 0 – as above means false, for rainbow’s hunters will be „Try again”.

We have too many noble goals and perspectives for developing peacefully among other species but we don’t want to hear voices of our clear minds and hearts.

Building another empty temples of our blind wizards of greed we are falling down into the deeper and unknown abyss than this one belongs to the ant’s microcosmos.

Magic word ‘progress’ is like holiness of our antibiological well developed civilization emptiness.
Profits, indicators, debts, ratings became our new golden calfs.
Far and more for that such a high price don’t shock anybody from the mighthy of this commercial part of our world.

Atmosphere pollution, contamination of soil, bigger and bigger hole in the ozone layer have become our daily routines which newspapers and magazines feed their readers.

‘Evil’ is in the price ‘good’ is not trendy – look at the titles of articles, films and advertisements and you will find very quick confirmation of this rule.

We are running scared of our future.
We are running compeletly polluted by contaminated ideas of our minds.

Progress needs sacrificies.

Looking for new developing directions we are compeletly don’t care about our enivroment and what’s more about species who divided this planet with us.
We need them like stars need particles which creates gas clouds and other connections important for inner stars cores.

We can recreate but still choose the way of destruction, the way of self-destruction as a far consequence too.

So strong in daily sun light.

So small and doubtful during it’s eclipse when grey shades are covering our civiliztion empires made from concrete and steel.

Hate – War – Death are new dimensions of our presently civilization language and resemble key words of new Morse code.
You haven’t go to far if you will want to find propely confirmantion – just buy a newspaper and look at it’s first page.
Death as the finally point of our earth travel changed it’s meaning and now is only one but very possible tragical consequence of war carft.

Grey eminence of our times was changed into dark lord of well organized international industry which now it isn’t only tribals phenomenon but ordinary element of trade, death trade.

Death trade in death valley of our blind alley.

It isn’t end of history but rather twilight of humanity with evaporating empathy as fast as ozone layer.

However, despite of this we still have a time for changing our presently course to nowhere.

Tragedy of our times is a fact that we are able to collect more and more data, wise conclusions based on thousands proved scores makes that we are aware where we should go if we will want to not lose ourselves compeletly.

Why we don’t want to use those tools is our great mystery?
And tragedy cursed by those who are trying to explain us how important is it this what is within our reach.

Collectors of data, collectors of goods, collectors of our lost chances.

We are still looking for this ‘thing’, ‘precious’ in nothing.

We divided one God into many Gods of our times.

But eternal wisdom and peace haven’t sticker with logotype of one famous tarde mark.

Each eathquake, hurricane is remind us basically, fundamentally truth which has starngely dumb echoes amongst us: we are only guest on this planet, visitors from afar returning to the place where we came from.
And anyone government’s law, constitution or agreement can’t erase it.

Day by day we are avalanched by many informations, facts and we don’t know which are more important and which less. But if we will try to lose our empty whims and turn back to the nature then we will see how rich we are in fact.

Oh we really don’t know how lucky we that our ‘mother nature’ didn’t turn from us. Didn’t betray us. Didn’t lose a hope that someday we will get back from our blind path.

This is our real challange, not another military exoskeleton, new generations car or smartphone but something which was with us from the begining, from the first days of our life and had, have and will have the same unexpectable beauty of ours creator nature.

The ‘good’ is sleeps in you.
Is part of you and wake up every morning ready for working – give it a chance and you will see.

With cleared senses we will hear that the mountains can sing, soil has a pulse and this whole amazing micro and macrocosmos is smiling to us all the time…

Grzegorz Gwoździański, M.A.
Agosto de 2017

Tenerife 100% Vida

Despertar

Este mundo es demasiado grande para mí pensó la pequeña hormiga tras la caída de un mediano arbusto, des esos que crecen en la plaza del centro de la ciudad.
En el mismo momento el mundo entero para la madre joven – su pequeño hijo que sonríe tan ancho como él puede durante el levantamiento de la parte inferior del pavimento cuadrado alto hasta el cielo.
‘Lo haré’ le dijo a su colega de paracaídas que estaba al mismo tiempo 4000 metros sobre el corazón de esta ciudad y admiró el conocido lugar urbano de su pequeña patria.
‘¿Qué era’ gritó diminuto pero muy importante para nuestro microbio del ecosistema derribado por una explosión de hormiga que cae.

Un segundo, pero cuántos momentos de vida incontables, reales y sorprendentes.
Parecen como parpadeos del ojo por separado, pero de hecho todos ellos consisten en un aliento de universo magnífico.
Aquellos de nosotros que quieren caer – este aliento – lo están persiguiendo.
A veces con éxito, a veces sin él.

Es muy simple como el lenguaje matemático más sencillo: 1 – significa verdadero, para aquellos que están persiguiendo los puntos de inicio y fin de arco iris será “te atraparé”. 0 – como arriba significa falso, para los cazadores del arco iris será “Intenta de nuevo”.

Tenemos demasiados objetivos y perspectivas nobles para desarrollarnos pacíficamente entre otras especies, pero no queremos escuchar voces de nuestras mentes y corazones claros.

Construyendo otros templos vacíos de nuestros ciegos magos de la codicia caemos en el abismo más profundo y desconocido que como el microcosmos de la hormiga.

La palabra mágica ‘progreso’ es como la santidad de nuestro vacío antibiológico de civilización bien desarrollada.
Los beneficios, los indicadores, las deudas, las calificaciones se convirtieron en nuestros nuevos calfs dorados.
Lejos y más porque un precio tan alto no choque con nadie de la parte más importante de esta parte comercial de nuestro mundo.

La contaminación atmosférica, la contaminación del suelo, el agujero cada vez más grande en la capa de ozono se han convertido en nuestras rutinas diarias que los periódicos y revistas alimentan a sus lectores.

“Mal” está en el precio “bueno” no es de moda – mirar los títulos de los artículos, películas y anuncios y encontrará confirmación muy rápida de esta regla.

Tenemos miedo de nuestro futuro.
Estamos corriendo completamente con ideas contaminadas de nuestra propia mente.

El progreso necesita sacrificios.

En busca de nuevas direcciones en desarrollo nos nos preocupamos por nuestro medioambiente y lo que es más sobre las especies que convivieron en este planeta con nosotros.
Los necesitamos como estrellas necesitan partículas que crean nubes de gas y otras conexiones importantes para núcleos de estrellas interiores.

Podemos recrear, pero aún así elegir el camino de la destrucción, el camino de la auto-destrucción como consecuencia también.

Tan fuerte en la luz diaria del sol.

Tan pequeño y dudoso durante su eclipse cuando las sombras grises están cubriendo nuestros imperios civilizaciones hechos del concreto y del acero.

Odio – Guerra – La muerte es una nueva dimensión de nuestro idioma en la actual civilización y se parecen a las palabras clave del nuevo código Morse.
Usted no ha llegará lejos si usted quiere encontrar la propia confirmación – apenas compre un periódico y mire su primera página.
La muerte como el punto final de nuestro viaje a la tierra cambió su significado y ahora es sólo una pero muy posible consecuencia trágica del carter de guerra.

Eminencia gris de nuestros tiempos se convirtió en señor oscuro de la industria internacional bien organizada que ahora no es sólo el fenómeno tribal, sino elemento común del comercio, el comercio de la muerte.

El comercio de la muerte en el valle de la muerte de nuestro callejón sin salida.

No es el fin de la historia sino el crepúsculo de la humanidad con una empatía tan rápida como la capa de ozono.

Sin embargo, a pesar de esto todavía tenemos un tiempo para cambiar nuestro curso actual a ninguna parte.

La tragedia de nuestros tiempos es un hecho que somos capaces de recopilar más y más datos, las conclusiones sabias basadas en miles de resultados probados hace que seamos conscientes de dónde debemos ir si queremos no perdernos completamente.

¿Por qué no queremos usar esas herramientas es nuestro gran misterio?
Y la tragedia maldecida por aquellos que están tratando de explicarnos lo importante que es esto lo que está a nuestro alcance.

Coleccionistas de datos, coleccionistas de bienes, coleccionistas de nuestras oportunidades perdidas.

Todavía estamos buscando esta “cosa”, “preciosa” en nada.

Dividimos un Dios en muchos Dioses de nuestros tiempos.

Pero la sabiduría eterna y la paz no tienen pegatina con el logotipo de una marca famosa tarde.

Cada terremoto, huracán nos recuerda básicamente, fundamentalmente, la verdad que tiene ecos estrepitosamente mudos entre nosotros: somos sólo invitados en este planeta, visitantes de lejos regresando al lugar de donde venimos.
Y cualquier ley, constitución o acuerdo gubernamental no puede borrarlo.

Día a día nos inundamos con muchas informaciones, hechos y no sabemos cuáles son más importantes y cuáles menos. Pero si intentamos perder nuestros caprichos vacíos y volvemos a la naturaleza entonces veremos lo ricos que somos en realidad.

Oh, realmente no sabemos qué suerte que nuestra ‘madre naturaleza’ no se olvidó de nosotros. No nos traicionaron. No perdí la esperanza de que algún día volveremos de nuestro camino ciego.

Este es nuestro auténtico desafío, no otro exoesqueleto militar, coche de las nuevas generaciones o smartphone, sino algo que estuvo con nosotros desde el principio, desde los primeros días de nuestra vida y tuvo, tendrá y tendrá la misma belleza inesperada de nuestra naturaleza creadora.

El “bueno” está durmiendo en usted.
Es parte de ti y despierta cada mañana listo para trabajar – dale una oportunidad y verás.

Con los sentidos despejados oiremos que las montañas pueden cantar, el suelo tiene un pulso y todo este increíble micro y macrocosmos nos está sonriendo todo el tiempo …

Grzegorz Gwoździański, M.A.
Agosto de 2017

Tenerife 100% Vida
Tenerife 100% Vida

“Siete islas como siete maravillas”

 

 

Grzegorz Gwoździański – nacido en 1977.

Pensador con raíces filosóficas fuertemente académicas. Periodista, escritor y amante de la música.

Apertura de entusiastas de los viajes para aprender sobre otras culturas enriqueciendo su propia cosmovisión. Proponente de un enfoque sostenible y responsable en el uso de nuestros recursos ambientales, lleno de respeto a la naturaleza circundante. Fuertemente asociado con la cultura y la sensibilidad de los habitantes de las Islas Canarias, llegó hace muchos años y querrá quedarse para siempre.

Algunas veces nacemos en un lugar en nuestro hermoso mundo y sentimos casi toda la vida una especie de escasez de existencia que solo conocemos intuitivamente, hasta el momento en que nuestra buena fortuna nos arroja al punto en el que nuestro yin y yang internos encuentran a cada uno. otro en un lugar compeletly pacífico.

Lo mismo sucedió conmigo cuando visité España y especialmente las Islas Canarias por primera vez hace muchos años.

Y como fue después de mi primer viaje de regreso a mi actual patria, lo mismo ocurrió después de mi última visita cuando regresé a mi viejo continente europeo y me desconcertó. Entonces me di cuenta de que mi lugar está allí, que solo allí puedo sentirme complacido, puedo respirar profundamente.

Decidí que quiero darle mucho más a los habitantes de las Islas Canarias y verter mis sentimientos en papel escribiendo algunos poemas.

Algunos de ellos los preparé también en versión en español, pero la mayoría los publiqué como una colección que llamé “Siete islas como siete maravillas”:

https://www.amazon.com/gp/product/B07K82VZ1H/ref=dbs_a_def_rwt_bibl_vppi_i1

Mi editor que leyó mis poemas antes de lanzarlos resumió mi proyecto con las siguientes palabras: Eres como el mejor Ambasador Cultural de Canarias.

Espero que el efecto y la calidad de mis publicaciones sean la mejor medida de ello.

Las palabras son como bocetos de la realidad.

La poesía es como el aire fresco que filtra nuestras emociones.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar