Atascos

Publicado el

Atascos

Oscar Izquierdo

Los Gobiernos Canario y de España están en una etapa de diálogo, que ya es un paso muy importante en la regularización y normalización de relaciones entre distintas administraciones territoriales, que deben hablar y entenderse, si o si. El consenso es el principio del entendimiento en beneficio de la Ciudadanía. En la agenda de las negociaciones está el Convenio de Carreteras de Canarias y con razón debe ser así, ya que las infraestructuras son la base estructuctural de nuestra economía y Sociedad.

Anillo Insular

– Anillo Insular

Hay que exigir y asegurar los recursos suficientes para afrontar las inversiones en las obras que están en marcha y las previstas, empezando por las más urgentes. Unas actuaciones que acumulan años de retrasos y que están propiciando verdaderos problemas de circulación, sobre todo en la isla de Tenerife. Los atascos son diarios en ciertas zonas, produciendo un quebranto personal, de salud, económico, energético y medioambiental. Si no se sufre, no es creíble, que después de tantos años de inversiones en carreteras, el primer Convenio se firmó en 1994, estemos con la congestión circulatoria actual.

Tenerife 100% Vida

Se pierden muchas horas en los embotellamientos en nuestras carreteras, con costos importantes para la logística de las empresas y sobre todo y por encima de todo, para las personas, que tenemos que padecer desde primera hora de la mañana una ansiedad, agobio y enfado generalizado, que repercute necesariamente en la salud y en la seguridad vial. Y no es alarmismo, sino la cruda realidad. Hay que buscar soluciones, hay zonas que son verdaderos embudos y “cuellos de botella”, que en su día fueron planificados erróneamente, o en el que no han comenzado la ejecución de las obras necesarias, o los proyectos partían de presupuestos erróneos, muchas pueden ser las explicaciones, pero solo existe una respuesta: hay que solucionarlo ya y de forma inmediata.

La apuesta por la competitividad de Canarias como un destino turístico de primer orden mundial no se puede limitar solo a la modernización y rehabilitación de la planta alojativa, a la oferta de ocio complementaria o a los espacios públicos turísticos, sino también tiene que contemplar las infraestructuras que facilitan la conectividad, como los puertos, aeropuertos, red viaria, o telecomunicaciones, así como la imagen de los núcleos de población, pueblos y ciudades.

Todo importa y todo influye. Es cierto que el turista se siente atraído por nuestro buen clima, nuestros paisajes y atractivos naturales y nuestra oferta hotelera y de ocio, pero también se lleva experiencias, emociones, sensaciones… Si los turistas pierden horas y horas de sus cortas vacaciones en colas de tráfico por una red viaria colapsada, o esperando en aeropuertos agobiantes, incómodos y congestionados, o tiene una pobre impresión cuando llega en un crucero a unas instalaciones portuarias y ciudades destartaladas y poco cuidadas, o no tiene cobertura móvil telefónica, por citar solo unos pocos ejemplos, nuestro atractivo como destino turístico de calidad pierde muchos puntos. Y cada vez hay más destinos competidores en el mundo.

Las cantidades asignadas en estos momentos en los Presupuestos Generales del Estado de 2016 son claramente insuficientes para acometer aquellas actuaciones necesarias. Desde Tenerife no estamos pidiendo ningún trato de favor al Gobierno de España, sino los recursos que en justicia se prometieron en su momento para nuestra red viaria. Otras comunidades autónomas españolas se han beneficiado en los últimos años de importantes inversiones en los proyectos de alta velocidad, por cierto en casi todos los casos deficitarios. En Canarias no tenemos trenes y necesitamos una red viaria segura y moderna, que facilite los desplazamientos de la población y de nuestros turistas.

No cabe duda que todo lo que mejore la conectividad de los ciudadanos y favorezca su movilidad, repercutirá positivamente en la economía y Sociedad de la isla, siendo un ahorro económico y personal, para los ciudadanos y empresas, una mejora del medioambiente, al reducir los tiempos de desplazamiento y consumir menos combustible, una mayor seguridad viaria y bienestar de salud y tener un menor desgaste de los vehículos.

Hoy por hoy, los atascos son uno de los problemas más importantes que padece Tenerife y estamos hablando de personas. Nuestra isla, desde el punto de vista circulatorio y vial, está “estrangulada” y atascada.

A ver si se enteran de una vez.

Presidente de FEPECO. Licenciado en Ciencias Políticas y Sociología. Sección de Ciencia Política y de la Administración, Especializado en Estudios Internacionales y Estudios Iberoamericanos, Universidad Complutense de Madrid.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar