Actos de la conmemoración del 40 Aniversario de Costa Martiánez

Publicado el

Actos de la conmemoración del 40 Aniversario de Costa Martiánez

Fátima Hernández Pérez

La empresa Ocio Costa Martiánez S.L llevará a cabo, con motivo del 40 Aniversario de Lago Martiánez, un programa que incluirá ciclos de conferencia, visitas guiadas y seminarios.

La Universidad de La Laguna (ULL), a través de la Cátedra Cultural Cesar Manrique y del Vicerrectorado de Relaciones con la Sociedad, ha decidido incorporarse al programa de actos previsto para la celebración del 40 Aniversario de Lago Martiánez que organiza, Ocio Costa Martiánez, la empresa concesionaria de los bares y restaurantes. Ambas entidades han acordado que el ciclo de conferencias, que forma parte de los diferentes actos a celebrar durante un año, funcione también como un curso de extensión universitaria certificado por la ULL.

Tenerife 100% Vida

El vicerrector de Relaciones con la Sociedad de la ULL, Francisco Javier García, ha destacado que “es un honor todo lo que tenga que ver con la figura de César Manrique”. Así mismo, ha señalado que “estar participando a través de esta Cátedra, es una oportunidad para seguir contribuyendo a la difusión del conocimiento de la obra y realzar la figura del artista. El alumnado podrá aprender y conocer más sobre este personaje histórico. De esta forma, ayudamos a mejorar la relación con la sociedad manteniendo siempre el rigor académico”. A través de estas conferencias, los alumnos podrán adquirir un crédito universitario con el curso que impartirá el director de la Cátedra Cultural Cesar Manrique, Francisco Galante, doctor en Filosofía y Letras, catedrático de Historia del Arte en la Universidad de La Laguna y profesor Academic Consultant Affiliated Researcher de la Universidad de Lovaina. En su ámbito de estudio se ha ocupado de las relaciones artísticas y culturales entre Flandes y Canarias durante el siglo XVI, así como del análisis de la ciudad y de la arquitectura desarrollada desde el mismo periodo hasta épocas más recientes. Como área específica de investigación, ha abordado el fenómeno de la integración entre arquitectura y paisaje a partir de la segunda mitad del siglo XX, con especial atención a la obra de César Manrique. A este ciclo de conferencias también se incorpora, con una charla titulada “Las etapas de la génesis de Costa Martiánez”, Nicolás Lémus González, doctor en Geografía e Historia por la Universidad de La Laguna y licenciado en Filosofía y Letras.
La organización también tiene prevista la realización de visitas guiadas para escolares. En ellas, los más pequeños podrán aprender el legado de César Manrique en el municipio. Además, con motivo del 40 Aniversario, se llevarán también a cabo seminarios relacionados con el Turismo, en el que participarán Cipriano Marín, secretario general del Centro UNESCO de Canarias y Ricardo Fraguas, periodista, presentador y director del programa “Emisiones 0” de RTVE Internacional.
Dentro de la programación también se incluye la visualización de la obra teatral “Cesar Manrique. Rojo, negro, blanco” de Teresa Temprano.
Visita al pasado: Costa Martiánez rememora la vida de César Manrique con su 40º Aniversario

Durante el evento se proyectó el documental “Taro: el eco de Manrique” y se realizó un coloquio entre su director, Miguel G. Morales y Fernando Gómez, presidente de la Fundación César Manrique

FEPECO

La sala Andrómeda acogió su segundo acto conmemorativo dentro del 40º Aniversario de la Inauguración de Lago Martiánez. En esta ocasión, la empresa concesionaria de los bares y restaurantes del Lago, Ocio Costa Martiánez, sorprendió a los asistentes con la proyección del documental “Taro: el eco de Manrique” dirigido Miguel G. Morales. Con un público expectante, la obra de Morales fue la encargada de relatar la historia del pintor, escultor y arquitecto lanzaroteño, César Manrique, quien defendió con sus obras los valores medioambientales de Canarias. De esta forma, el reportaje comenzó con el fallecimiento del artista y la forma que tenía de ver la vida a través de los diversos testimonios de personas que lo acompañaron durante sus años de vida incluyendo incluso, declaraciones de Manrique sobre su realidad: “siento una profunda pena de ver lo barato que es el ser humano. Con los años me he dado cuenta de que es bastante peligroso porque puede destruir todo en poco tiempo”.


Tras la visualización del mismo, se realizó un coloquio entre el director de la obra y Fernando Gómez, director de la Fundación César Manrique. Desde el punto de vista de Gómez

“Manrique fue un extraordinario pedagogo y su naturaleza propia no tenía fracturas, era transparente. El verdadero hombre de la cultura libre es el que mide las consecuencias de lo que dice y Manrique no media las consecuencias porque creía en lo que decía”.
Asimismo, durante su intervención matizó que Manrique era una persona utópica.


“El motor de su vida era la estética y la felicidad porque entendía que la belleza nos hacía mejores seres humanos y por eso, siempre veía el potencial de las cosas”.
FEPECO

Por su parte, Miguel G. Morales señaló que “este documental está basado en varios archivos para que fuese el propio César Manrique el que pudiese contar como era. Sinceramente, me he identificado y llegado a entristecer por la frustración que tenía que sentir en determinados momentos”. Tras el turno de preguntas, el director de Ocio Costa Martiánez, Ruymán Hernández, afirmó que “lo importante es dejar huella en el camino y César Manrique lo ha conseguido”. Asimismo, agradeció la presencia de los asistentes y en especial a la Fundación César Manrique por haberse involucrado en el 40º Aniversario. El acto contó también con la presencia de Sandra Rodríguez, primera teniente de alcalde del Ayuntamiento del Puerto de la Cruz y concejala de Hacienda y Cultura quien destacó que “vivimos en una sociedad en la que las personas con especial sensibilidad no son valoradas. Personas como Manrique, que han sido pioneros en sus sueños y en la forma de entender la vida. Hemos seguido avanzando y creciendo pero tenemos mejorar para las generaciones futuras. Manrique era un filósofo de la arquitectura y nosotros hemos desarrollado una sociedad en la que, a veces, lo que construimos nos agobia o estorba”. En forma de llamamiento, Rodríguez señaló que el Lago Martiánez no son piscinas. “Cuando se entra en este complejo estamos ante una obra de César Manrique y esto hay que defenderlo. Por eso, desde el Ayuntamiento, de forma conjunta con el Cabildo, estamos realizando todo lo posible para que su mantenimiento sea el mejor posible. Al finalizar el encuentro, Ruymán Hernández, como director de Ocio Costa Martiánez y la primera teniente alcalde, Sandra Rodríguez, entregaron una distinción a Fernando Gómez y Miguel G. Morales. El próximo 26 de octubre tendrá lugar la siguiente conferencia impartida por Salvador García Llanos, exalcalde del Puerto de la Cruz y presidente de la Asociación de la Prensa de Tenerife.

Historia de la obra realizada por César Manrique: Lago Martiánez

Tras la inauguración, en 1971, de la primera fase de las obras realizadas por César Manrique en la zona, hoy denominada, de Los Alisios. Obras en donde, entre otras intervenciones, destaca la colocación de dos esculturas del autor: la denominada Los Alisios y La Jibia.

Se planteaba qué hacer con la zona marítimo terrestre no tratada y que tenía una superficie aproximada de 35 mil metros cuadrados. En una reunión privada con los técnicos para tratar el asunto, César Manrique vislumbró la idea de una gran esmeralda verde, constituida por una superficie de agua de mar que sirviera para dar servicio de baños para nativos y visitantes con garantías de seguridad.
Ahí comienza la historia de un proyecto que, tras no pocas dificultades económicas, organizativas, políticas y técnicas, culminaría el 30 de abril de 1977 con la ceremonia de inauguración del Lago. Decía el tarjetón de la invitación a dicha ceremonia que, en su día, cursó el Excelentísimo Ayuntamiento del Puerto de la Cruz:


“Esta Gran Obra, […], se ofrece como la más atractiva y monumental realización artística con la que su creador, Cesar Manrique, ha logrado exaltar hasta lo increíble los valores y la exuberante y singular belleza de la naturaleza de Tenerife, siendo asimismo una excepcional obra de ingeniería. […]Es la creación de una nueva forma de contemplar el ocio, donde el visitante encontrará uno de esos ya tan escasos remansos de sosiego y belleza, donde poder liberarse a plenitud de la masificación y promiscuidad del mundo de nuestro tiempo”.

Cuarenta años después, estas palabras siguen teniendo toda su vigencia y, es por ello, por lo que desde Ocio Costa Martiánez plantearon, en colaboración con la Fundación César Manrique, entre otros, una serie de actos a desarrollar a lo largo de todo un año del que pasamos a anunciar los hitos más destacables.

fundaspe

ACTOS PREVISTOS PARA LA CELEBRACIÓN DEL 40º ANIVERSARIO DE LA INAUGURACIÓN DEL LAGO MARTIÁNEZ
Las actividades que se proponen se extenderán a lo largo de todo el año de celebración, desde el 30 de Abril del año 2017 hasta el 30 de Abril del 2018.
Ciclo de Conferencias con los siguientes intervinientes: Juan Alfredo Amigó y José Luís Olcina (Ingenieros que diseñaron el Lago junto a César Manrique). Javier Maderuelo (Catedrático de Arquitectura del Paisaje de la Universidad de Alcalá de Henares, autor del libro Jameos del Agua). Francisco José Galante Gómez (Catedrático de Historia del Arte de la Universidad de La Laguna, autor del libro Mirador del Rio). Salvador García Llanos (Ex-Alcalde del Puerto de la Cruz y Periodista). Isidoro Sánchez García (Ex-Eurodiputado, Ex-Concejal de turismo del Ayuntamiento de Puerto de la Cruz y Ex-Director del Parque Nacional del Teide).


Programa de visitas Guiadas para escolares: D. Alfredo Díaz Gutiérrez (Portavoz de La Fundación César Manrique y encargado del Departamento Pedagógico) será el encargado de formar a un pequeño grupo de guías que difundirán, entre los más pequeños del municipio, la importancia del legado de César en el Puerto de la Cruz y, en particular, en el Complejo Turístico de Martiánez. Se planea iniciar esta actividad para el comienzo del Curso Escolar 2017-2018 , a partir de septiembre. Del mismo modo, estos guías que se formen, continuarán trabajando como guías de las visitas turísticas que se plantean organizar. La actividad se desarrollará en colaboración con la ONG Sinpromi, para que algunos de los guías sean del colectivo de personas con discapacidad, de forma que el proyecto, además, tenga una dimensión de inserción de personas con dificultades para entrar en el mercado laboral.
La proyección del Documental Taro, el eco de Manrique y coloquio posterior con la intervención de Miguel Morales (Autor) y Fernando Gómez (Director de la Fundación), se realizaron en Verano y al aire libre, una especie de cine de verano, en alguno de los espacios del propio Lago, para culminar el acto se programará una actuación musical apropiada.
Espectáculo “César Manrique. Rojo, negro, blanco” de Teresa Temprano, Obra encargada y producida por la Fundación César Manrique (FCM) en el marco del 20º aniversario del fallecimiento de su fundador y creado e interpretado por la narradora de historias Cristina Temprano, dirigida a niños y a padres.
Siguiendo la trayectoria vital de un niño llamado César, nacido en Lanzarote y futuro gran artista, se construye un rico tejido visual mediante objetos encontrados en la orilla del mar, recursos narrativos diversos, juegos, sombras chinescas y música que sirven para despertar en los más pequeños la curiosidad por la creación, el amor por Lanzarote y el cultivo de la sensibilidad. También en verano y al aire libre.
Seminarios sobre Turismo, Lago Martiánez y el Puerto de la Cruz.
La idea es realizar una serie de encuentros entre los agentes privados del sector y la sociedad del Puerto de la Cruz a fin de generar una serie de debates y dinámicas participativas sobre las acciones desarrolladas hasta la fecha por las distintas administraciones en torno al turismo en el municipio y en particular respecto a la relación de este sector con el Lago Martiánez, se prestará especial atención a las acciones que pueden desarrollarse para poner este recurso turístico en valor y a la generación de un debate en torno a las distintas posibilidades de mejora de la experiencia en el complejo y mayor utilización del espacio lúdico-cultural. En el marco de estos seminarios y en colaboración con el SKAL CLUB de Tenerife, está prevista, dentro de estos seminarios, la participación de los siguientes ponentes: Cipriano Marín Cabrera. Secretario General del Centro UNESCO de Canarias. Miembro Co-fundador del Instituto de Turismo Responsable, ha sido Secretario General del Consejo Científico Internacional para el Desarrollo de las Islas (UNESCO 1995-2006). Ricardo Fraguas Poole, Periodista, Presentador y Director del programa “Emisiones 0” de RTVE Internacional.
Vida y Obra de César Manrique:


César Manrique, nuestro maestro contemporáneo
La alegría más grande que tengo es la de recordar una infancia feliz, veraneos de cinco meses en La Caleta y en la playa de Famara, con sus ocho kilómetros de arena fina y limpia, enmarcada por unos riscos de más de cuatrocientos metros de altura que se reflejan en una playa como un espejo. Esa imagen la tengo grabada en mi alma como algo de una belleza extraordinaria que no podré borrar en mi vida”. (César Manrique)
CÉSAR MANRIQUE CABRERA nació el 24 de abril de 1919 en Puerto Naos, barrio de Arrecife; Lanzarote. Don Gumersindo (su padre) procedía de una buena familia de Fuerteventura y emigró a Lanzarote. Nos dejó César a los 73 años, en un trágico accidente de tráfico, el 25 de septiembre de 1992, al lado de la Fundación, cerca de Arrecife. Las paradojas del destino determinaron que encontrara la muerte en un accidente automovilístico, cuando él detestaba la masificación de los vehículos.
Terminada la Guerra Civil, ingresó en la Universidad de La Laguna para estudiar arquitectura técnica, que a los dos años abandonaría. En 1945 se traslada a Madrid para entrar becado en la Academia de Bellas Artes de San Fernando, donde se graduaría como profesor de arte y pintura. En otoño de 1964, siguiendo los consejos de su primo Manuel Manrique, psicólogo y escritor en New York, marchó a esta ciudad, donde estuvo hasta el verano de 1966. Se hospedó al llegar en casa de Waldo Díaz-Balart, pintor de origen cubano, en el Lower East Side, vecindario de artistas, periodistas y bohemios de esa época. Gracias a su primo Manuel, consiguió una generosa beca en el Institute of International Education, que patocinaba Nelson Rockefeller. Con ella se permitió alquilar su propio estudio y empezar a pintar una amplia obra que fue exhibida con éxito en la prestigiosa Galería de Catherine Viviano.
Estando en New York, escribía a su amigo Pepe Dámaso: “Más que nunca siento verdadera nostalgia por lo verdadero de las cosas. Por la pureza de las gentes. Por la desnudez de mi paisaje y por mis amigos (…) Mi última conclusión es que el hombre en N.Y. es como una rata. El hombre no fue creado para esta artificialidad. Hay una imperiosa necesidad de volver a la tierra. Palparla, olerla. Esto es lo que siento. Cuando regresé de New York, vine con la intención de convertir mi isla natal en uno de los lugares más hermosos del planeta, dadas las infinitas posibilidades que Lanzarote ofrecía”. Y esta es realidad actual: es imposible imaginarse Lanzarote tal y como es hoy sin César Manrique. Era pintor, escultor, arquitecto, ecologista, conservador de monumentos, consejero de construcción, planeador de complejos urbanísticos, configurador de paisajes y jardines. Era un hombre muy culto.
Quienes conocían a Manrique sólo superficialmente ignoraban la carga de puritanismo que ordenaba su conducta. Manrique fue realmente un hombre frugal; no bebía alcohol, no fumaba ni permitía fumar junto a él, se acostaba regularmente muy temprano, y madrugaba, comenzando muy pronto su trabajo en el estudio. Escultor, pintor, paisajista, urbanista, medioambientalista… César Manrique era cada una de estas cosas y todas las realizó con maestría. “Antes que nada me considero un pintor”.


Fue uno de los pioneros del arte abstracto en España. En 1953, cofundador de la Galería Fernando Fe en Madrid, la primera no figurativa en todo el país; allí conoció a Vázquez Díaz. En 1954 realizó su primera exposición abstracta, junto con sus amigos Manuel Manpaso y Luis Feito, ambos de su misma ideología. En la década de los sesenta realizó múltiples exposiciones en España, Alemania, Inglaterra, Suecia, Italia, Austria, Brasil, Japón, Estados Unidos y Finlandia. Hay que destacar su exposición en el Museo Guggenheim de New York en 1964.
La más trascendental obra de César Manrique es Lanzarote. Consiguió el equilibrio entre la exultante naturaleza volcánica y el arte para saberla interpretar. La maravillosa y cautivante belleza de esta isla, que nos fascina a todos existe gracias a su genialidad. Afirmaba de sí mismo que era un artista y se expresaba en cada momento con los medios que cada momento creía oportunos. La más importante obra de arte de César Manrique es Lanzarote. Su influencia y su obra han marcado el aspecto externo de la isla. Los lanzaroteños dicen que ha sido él el que “ha hecho” Lanzarote.

FEPECO

Ya cuando estudiaba en la Universidad de La Laguna, en Tenerife, tenía discusiones con los estudiantes, pues consideraban a Lanzarote como una isla llena de aulagas y boñigas de cabra. “Para mí, era el lugar más bello de la Tierra y me di cuenta de que si ellos eran capaces de de ver la isla a través de mis ojos, entonces pensarían igual que yo. Desde entonces me propuse mostrar la belleza de Lanzarote al mundo”.
Su primera obra fue la gruta de los Jameos del Agua, quizás la más espectacular, con su famoso y espectacular auditorio natural. Realizó una vivienda de estilo típicamente lanzaroteño que sirviera de modelo y ejemplo, la Casa del Campesino. Sus creaciones integradas en la naturaleza destacan por su sencillez. Como arquitecto interiorista, lograba una armonía de espacios y volúmenes; citemos el interior del Mirador del Río.
Su deseo de vivir con la lava lo realizó en su propia casa en el Taro de Tahíche. Una belleza única y un ejemplo de integración de una vivienda en la naturaleza, constituyendo un oasis en medio de un río de lava azul-negra petrificada. Posteriormente, pasaría a ser la Fundación César Manrique. Cada una de sus obras escultóricas tienen una personalidad diferente; no se advierta ningún proyecto plástico coherente y propio. Era la ocasión y el lugar los que condicionaban sus formas expresivas. En cada oportunidad recurría a la utilización de aquellos materiales que le parecían más convenientes.
También el mar y el objeto encontrado en él le darían la idea para la construcción de su obra escultórica más importante: “Fecundidad” (1968), un “monumento al campesino de Lanzarote”, de 15 metros de altura, formado por la unión de los depósitos de agua de las barcas de pesca de distintos tamaños y posiciones. Unas líneas rectas y curvas cuyas variantes dan lugar a una estructura abstracta pintada de blanco y elevada sobre una plataforma de rocas. La función simbólica del agua: elemento cuya escasez ha hecho tan penoso y miserable el trabajo del agricultor. La gesta heroica del campesino de Lanzarote, capaz de fecundar con su esfuerzo y tesón una tierra seca. Otra parte importante de la escultura de César Manrique la constituyen los móviles, lo que él llamaba juguetes del viento. En 1990 emplaza uno en Arrieta: una pesada y espectacular veleta de hierro pintada de color rojo, que se mueve suavemente señalando la dirección del viento.

La Fundación César Manrique se ubica en la casa-estudio que habitó el artista, situada en el Taro de Tahíche.

Su casa, edificada en 1968 sobre una colada lávica de la erupción ocurrida en la isla durante 1730/36, aprovecha, en el nivel inferior, la formación natural de cinco burbujas volcánicas para configurar un espacio habitable sorprendente y ejemplar en cuanto actuación sobre espacio natural. Por su parte, el exterior de la casa y nivel superior estás inspirados en la arquitectura tradicional de Lanzarote. Quizás sea la obra que mejor representa los ideales personales y artísticos de Manrique. La Fundación César Manrique, creada en 1992, es una institución privada sin fines lucrativos. Su ámbito es internacional. En la actualidad recibe más de 300.000 visitantes al año.
Para César Manrique, la naturaleza fue la referencia fundamental de su arte y de su existencia. Hasta el final de sus días mantuvo un profundo compromiso con la defensa del medio ambiente y, en concreto, de su isla natal, Lanzarote.
Mi agradecimiento a la Fundación César Manrique.
Mi agradecimiento a Ocio Costa Martiánez.

Fátima Hernández Pérez

Tenerife 100% Vida
Fundaspe
Tenerife 100% Vida
Me gusta mostrar al Mundo desde esta revista lo que a mi me enamora y poderles contagiar a cada uno de ustedes que me leen en este momento el amor a mi tierra.